Natural de Barcelona, en la navidad anterior al nacimiento de los Beatles. Testigo de un Viladecans con mansiones, enormes masías rodeadas de campos infinitos de agricultura, o eso me parecía a mi cuando era pequeño, y ya no tanto en mi adolescencia cuando la especulación del ladrillo nos empezó a invadir, y todo el encanto campestre pasó mejor vida, (mas bien a peor vida). Testigo en blanco y negro de la llegada del hombre a Luna, aunque hay quienes dicen que fué mentira… pero yo me lo creí y me lo sigo creyendo.

Fotografía del pintor Pepe LinaresEn cambio en los reyes magos no creí nunca. En el colegio, para mi solo existía una asignatura: El dibujo y la pintura. La pintura y el dibujo….y así, hasta el infinito…..¡bueno!, tanto como hasta el infinito….NO, porque un buen día decidí abandonar los pinceles, tras muy escasas incursiones en la pintura, para sentar cabeza, y dedicarme a algo serio, de provecho, lejos de la bohemia artísticas y demás sueñecitos. Estudié electrónica, luego contabilidad para llevar el comercio de mi padre…descargué camiones en un supermercado. Intenté ser un hombre de bien, pero el resultado no pudo ser mas catastrófico, porque siempre hubo dentro de mi un artista, a modo de “Alien” pataleando por salir como un bebé dentro del vientre de su madre. Un buen día, el destino, (si es que existe tal cosa), me encauzó para derivarme a un taller de artistas donde entré como aprendiz.  
Y digo que fue el destino, porque la oportunidad no surgió en una escuela de artes, como sería de lógica, sino en una gimnasio, donde por casualidad conocí un pintor veterano que iba a mantenerse un poquito en forma, y este me dio una dirección en la que podía trabajar de pintor. Lo curioso, es que este taller estaba lleno de señores y señoras de bien, padres de familia, ¡con hipotecas y todo!. ¡Descubrí para mi sorpresa que los artistas no son unos bohemios!, ni se mueren de hambre, y todas esa gilichorreces que todo el mundo repite como loros.

Exposición de pinturas

1988-1995- Estudio Canals. Barcelona

1992- Adquisición obra por “Fundación Barceló”. Palma de Mallorca.

1995-Exposición Galeria Catalonia. Barcelona.

1996-Mural ONDA CERO-ONCE. Brcelona.

1999-Obras en exposición en Cortes Inglés. Barcelona.

2000-Murales para complejo hotelero “Mare Nostrum”, Tenerife.

2006/2007- Exposición en el restaurante Ciudadela. Barcelona.

2005-Exposición en Sala Jordi. Granollers.

2008-Exposición con la Galeria Pablo Ruiz en la Feria de Arte de Innsbruck, ART-INNSBRUCK.

2008- LLEIDART 2008, Feria de Arte en Lerida.

2008-Exposición en Hotel GRUP NASTASI, Lerida.

2011-ARTE CONTEMPORANEA, “Una finestra aperta sulla Spagna”, Galleria Horti Lamiani Bettivó. Enero 2011, ROMA.

2011-MOSTRA DE PINTURA OCRE & ORO, Diciembre 2010, enero 2011. ROMA

2013-Exposición colectiva, “Pinceladas de Socuellamos”.

2015- 1º Premio AGREGARTE, Valencia.

2015- PARIS IN LOVE- GALERIA ARTES. Septiembre 2015

2017- AQUA MARIS- SANTANA ART GALLERY, septiembre 2017. MADRID.

2017- Adquisición de la primera obra, serie “Mareny” para FUNDACIÓN El Mundo del Superdotado.

2018- WAITING for the SPRING, (Esperando a la primavera), JOSEP FRANCÈS ART-GALLERY, marzo 2018. VALLADA, (Valencia)

2018- INSTANTES IDÍLICOS, Exposición en Centro de ARTE Carmen Arias. SOCUELLAMOS (Ciudad Real).

2018- Exposición permanente en galeria Joan XXIII, de Port de Pollença, Mallorca.

2018- Julio-agosto,septiembre, Colectiva en Galeria Maika Sánchez, Valencia

2018- Agosto, Colectiva en Sala Micalet, Valencia.

2018- 31 de agosto, Colectiva “Figurativos II” en Prado-Goyart Gallery, frente al Museo del Prado, Madrid.

2019- Colectiva Fallas galeria Maika Sanchez, Valencia

2019.- Primer premio en el IV Salón de Pintura de Primavera Realista, Madrid

2019 – Seleccionado en XLVII Concurso de Pintura Ciudad de Martos

2019 – Colectiva de Verano en Galeria Maika Sanchez, Valencia.

2019 – Seleccionado en Premi Nacional de Pintura Juan Francés Fira d’Agost 2019. Xàtiva

2019 – Dos Menciones de Honor en el 1º Salón de Otoño del Realismo en Galería Lorenzo di Médici (Alzira)

“Pepe Linares Molina es un excepcional pintor, un auténtico mago del color, de sus manos surgen maravillas pues son sus pinceles fuente de luz que en sus creaciones describen a la perfección la belleza y magnificencia de la naturaleza, los brillos del agua al reflejo del sol, la bella transparencia que fluctúa en sus perfectos trazos dan luminosidad a sus cuadros en los que todo cobra vida, una maravillosa vida que cautiva al espectador de cada una de sus obras. Es difícil escoger una de ellas pues todas y cada una de sus creaciones son un verdadero gozo para la vista, colores perfectamente conjugados y colocados con maestría confieren a cada detalle esa pizca de genialidad que le caracteriza, el brillo de una gota de agua del mar que resbala por la piel, la blanca espuma de las olas que en sus cuadros tan fielmente crea, la clara transparencia del agua que envuelve las figuras y en sus creaciones cobra vida propia, la mirada de los ojos de esa niña que parecen observarte desde el interior del lienzo, en los tonos de la piel de la cual muestra su total movimiento y brillo bajo la incidencia de la luz, en los pliegues de las sedas y sábanas que forman parte de algunas de sus magistrales creaciones.

No hay duda, éste artista es poseedor de un don que le otorga el poder de esa magia, de alma autodidacta, y como él bien dice “hecho a sí mismo”, cargado de valores, de mucho amor al trabajo, de cariño por lo bien hecho que demuestra perfectamente en sus obras, una persona sencilla de corazón grande, grande no…, enorme por su entrega”.

Juan José Tarrasó Ballester